Desde hace un tiempo a esta parte estamos viendo cómo el estilo nórdico nos ha enamorado a todos y todas.

Uno de los errores que a veces cometemos en cuanto a la decoración es pensar que todo se puede. Y es cierto, siempre y cuando respetemos nuestro hogar y nuestras posibilidades, tanto de espacio como económico.

Te damos las claves para que puedas darle a tu hogar ese toque tan en boga, últimamente.

Uno de los puntos fuertes es la luz, procura que las cortinas dejen pasar la máxima luz posible, pues así realzaremos los colores claros que vamos a tener, dando una luminosidad muy buena a los distintos espacios que vamos a tener en nuestra casa.

Otro de tus grandes aliados a la hora de encontrar el estilo nórdico para tu hogar son las estanterías, sofás, mesas… que han de ser mejor en color blanco, pues es el color estrella de este estilo decorativo.

Aunque pueda parecer un ambiente muy frío con tanto color blanco, el ambiente cálido que buscamos, lo podemos obtener con velas. A día de hoy en el mercado, existen multitud de tipos, con diferentes aromas, formas, etc

Este estilo, invita a quedarse en casa, por ello apuesta por muebles y decoración versátil y multifunción, que puedas adaptar y cambiar cuando quieras.