Hay muchas formas de colocar los cactus para embellecer los ambientes. Una de ellas es al estilo bodegón que por cierto es muy empleado en las tiendas Ikea. Para imitarlo, sólo tienes que escoger un lugar, ya sea una mesa, el saliente de una ventana o un rincón del salón. Consigue varias plantas de diversos tamaños y agrúpalas en orden. Elige macetas coloridas o estampadas para añadir más vigor. Coloca una vela en el centro para aportar elegancia. Si tiene la silueta de la planta mucho mejor.

Usa los cactus para decorar tu casa

Es cierto que los cactus son plantas de zonas áridas, pero si las utilizas de la manera correcta, pueden regalarte un ambiente fresco y natural. Ubícalos en el recibidor de tu vivienda y notarás la diferencia. Si quieres algo arriesgado y llamativo, empapela la pared frente a la puerta de entrada con un estampado que simule el desierto y tenga tonos verdes o azules en el fondo. Añade un espejo para dar luminosidad e incorpora en el piso un cactus alto, en un jarrón blanco, para que destaque.

Aunque son muy sencillos de mantener, pues requieren poca agua y cuidados, también puedes optar por usar cactus artificialesu objetos decorativos que lo representen. Existen percheros, cojines, almohadones, cuadros, candelabros y cestas alusivas, que puedes disponer en tu salón, cocina o dormitorio. Incluso, hallarás prendas de vestir y ropa de cama con este espinoso ornamento como protagonista. ¿Te parece insuficiente? En algunos lugares iluminan y recrean su peculiar contorno. Sin duda, sorprenderán a tus visitantes.

El cactus luce en otros espacios

Los cactus no sólo aportan belleza en tu casa, sino que también sirven para decorar una fiesta o celebración especial. ¿Planeas una cena romántica? Consigue varios envases de cristal transparente e introdúcelos dentro, con un poco de arena o piedras de colores. Luego, ata los frascos con cuerdas de rafia y cuélgalos en una esquina o debajo de una lámpara. Se verán fabulosos flotando en el aire.

Otra forma de sacar provecho al cactus, es comprar los que son de cerámica y colocarlos en tus aparadores o centros de mesa. Los hay en verde, blanco, dorado y plateado. Selecciona según el efecto que desees lograr: jovialidad o glamour.