Casa Betania.

El arquitecto Laureano Forero Ochoa nos sorprende una vez más con una construcción de cuidados detalles, única en su especie.

Se levanta majestuosa, cerca de las montañas de Medellín y a orillas de la presa de La Fé, mimetizándose con el entorno, que no es otro que,  la típica vegetación del trópico.

 

Dentro de la construcción, todo gira en torno a una grandiosa área social, conformada a partir de un espacio, interior-exterior de forma longitudinal.

La idea de Forero fue, integrar toda la vivienda en el paisaje, primando las líneas y el diseño en pro de realizar un cuadro “natural”.

 

Miremos desde donde miremos, las ventanas de la casa, siempre están en contacto permanente con el entorno.

Con orientación sur, conseguimos mitigar los efectos del clima de la zona, no siempre paradisiaco y que en varias ocasiones sufre importantes bajadas de temperatura.

Los materiales también han sido concebidos de acuerdo al entorno, viendo la firma del autor en cada uno de ellos y su distribución por la construcción.

Utilizando “terrazas verdes”, originarias de otros proyectos, se consigue una regulación bioclimática de la casa y en determinados espacios, como es, el dormitorio principal, nos obsequia con una vista única al lago de la presa. También lo quiso complementar con una decoración a base de flores pequeñas.