Desde Japón llega el minimalismo, una tendencia a reducir todo a lo esencial despojándose de los elementos sobrantes. También el diseño de interiores se ha impregnado de una de sus máximas ‘Menos es más’. Las claves para vivir con lo necesario y volver a la esencia, no sólo en la vida sino también en casa.

Éstas son las cuatro claves que se ofrece para “vivir con lo necesario” en casa:

Deshazte de todo lo innecesario

Quédate sólo con esos objetos que utilices a diario o que tengan un valor sentimental. Así liberarás el suelo y otras superficies consiguiendo un interior más despejado, espacioso y luminoso. De esta manera, tu hogar respirará tranquilidad y sólo algunos elementos, los que realmente se la merezcan, llamarán la atención.

 

Aprovéchate de todos los beneficios

Una vez conseguido un espacio diáfano, libre de distracciones y que aporta una tranquilidad visual podrás disfrutar de todas sus ventajas. Conseguirás ahorrar tiempo en limpieza y dinero en comprar cosas que realmente no necesitas, a la vez que aprendes a valorar y a amar las que ya tienes.

Evita que el desorden regrese

Mantener el orden en casa ayuda a mantener el orden en la cabeza. Así que no caigas en la tentación: compra calidad por encima de cantidad. Piensa a lo grande. Pero que eso no signifique renunciar a un estilo propio a la hora de decorar tu hogar. Añade un toque personal y natural con plantas como el cactus o algún espejo que atraigan la atención del espacio.