Con un aumento de hasta un 18%, la compra-venta de viviendas, alcanza cifras de 2013.

El INE (Instituto Nacional de Estadística), nos indica que, durante el mes de enero del año en curso, la compra-venta de viviendas se puso a niveles del año 2013, rozando las 38.500 operaciones.

Esto ha encadenado un incremento que, se mantiene ya por 12 meses consecutivos.

Durante 2016, la compra-venta de viviendas nuevas se colocó en algo más de un 7% dentro de la tasa interanual, lo que nos da un monto de 6.829 transacciones.

Tanto en viviendas libres cómo protegidas, los incrementos se situaron entre un 17,9% y un 19,5% . Unas cifras esperanzadoras y que destacan el buen momento que vivimos actualmente dentro del sector de la construcción.

Desde 2014 no vivíamos un ascenso tan importante en la compra-venta de viviendas y que se situó en el 30%.

Las CCAA donde se incrementó de forma muy considerable éstas operaciones fueron Madrid, la Comunidad Valenciana y Andalucía.

La única CCAA que retrocedió dentro de la tasa interanual fue Canarias.

Con estos ritmos de crecimiento se irá recuperando terreno y el sector de la construcción y el inmobiliario irán reforzando sus ventas, alentados por la apertura de los créditos y los bajos tipos de interés que ofrecen las entidades bancarias. A esto, hay que sumar la mejora en el empleo, que también influye muy positivamente.