Cuadros para decorar en casa

Vestir las paredes de nuestras casas se hace fundamental cuando queremos tener espacios únicos y con carácter.

Los cuadros, son objetos con los que alcanzar nuestros objetivos y además nos ayudan y mucho en éste menester.

 

Hasta ahora, los cuadros eran usados siguiendo diversos patrones y normas, cómo puede ser el colocar un bodegón en el salón o un paisaje en los pasillos.

Intentábamos hacer que, nuestra casa, no pareciera una galería de arte, pero, en muchas ocasiones no lo conseguíamos.

 

Hoy en día, las tendencias en decoración nos invitan a generar rincones adaptados a nuestra personalidad, forma de pensar o ver la vida y en general a identificarnos con todos y cada uno de los rincones de nuestras casas. La idea es, salirse un poco de lo convencional, innovar y crear tendencia. Colocar varios cuadros de diferentes tamaños en la misma pared a modo de mosaico, es una estupenda forma de presentar aspectos o situaciones de nuestra vida, sin irrumpir en la sobrecarga.

 

A la hora de decorar una entrada a una estancia, destaca la colocación de cuadros a ambos lados de la puerta, con ello, creamos una sensación de que vamos a recibir a nuestros invitados con los brazos abiertos, dándoles la bienvenida a nuestra casa.

 

El recurso de utilizar cuadros también casa con nuestra percepción espiritual con los espacios.