Cuida el medio ambiente, decorando con palets

De primera mano, los palets pueden resultarnos fríos, simples y poco decorativos. Es algo totalmente normal, al final, en bruto, no son otra cosa que unos soportes que se utilizan en los almacenes para mover mercancía.

Pero éste material, debidamente tratado, nos puede resultar muy útil a la hora de hacer muebles, estanterías, revestir paredes o crear ambientes diferentes en nuestras casas.

Al final, estamos hablando de listones de madera, con los que además de contribuir al cuidado del medio ambiente, puesto que los vamos a reutilizar, enteros o por partes.

Tomando como base la materia prima (los palets), necesitaremos poco más, un martillo, algunos clavos y un barniz o similar.

Son ideales para crear muebles ligeros y funcionales, cómo pueden ser las estanterías para las habitaciones de nuestros hijos pues, tal y cómo vemos en la imagen superior con cuatro detalles adicionales se convierten en muebles de diseño y personalidad propios.

Otra solución muy en boga, es utilizarlos como canapé en la cama del dormitorio principal, para mesa auxiliar de terraza o en el mismo salón, combinándolos con unas ruedas y vidrio.

Aprovecharlos para los revestimientos interiores, de nuestras terrazas y aprovechar para hacer algo de mobiliario (sillas o mesas) a juego, también nos daría un toque muy “in”.

Hasta nos resultarían geniales a la hora de poner unas camas balinesas.