Si estás esperando la llegada de un bebé, tendrás que modificar un poco la decoración de algunas partes de tu casa.

Debes tener en cuenta que, los bebés en cuanto empiezan a gatear, comienzan también a explorar, por ello, todos los rincones de tú casa pueden ser un peligro. Cogen cosas, todo lo tocan y demás.

Para que la decoración de tu casa se ajuste al recién llegado, debes de tomar un enfoque desde la posición en que ellos perciben el mundo, tenemos que minimizar el riesgo, ante caídas, golpes y cualquier tipo de potencial accidente doméstico. Ten siempre una primicia “Nunca debes de dejar sólo al bebé”.

Además te vamos a dar unos consejos sobre las distintas estancias de tu hogar, que deberás tener en cuenta.

La cocina :

  • Coloca seguros en todas las puertas y los electrodomésticos (lavadora, nevera, lavavajillas) para que no los puedan abrir.
  • Las sillas deben estar guardadas estratégicamente para que los bebés no las escalen y puedan sufrir riesgos de caídas.
  • No tengas la basura al alcance de los pequeños.

El baño :

Lo mejor aquí, es mantener siempre la puerta cerrada para que tu hijo no entre. De esta manera evitarás sobrecargarlo de cierres, pero los medicamentos y productos de higiene personal siempre deberán permanecer bajo llave.

El dormitorio :

  • Pon cerraduras en todos los armarios, muebles y los cajones
  • No pongas sillas cerca de ventanas
  • Pon barandillas en las camas para evitar que caigan los niños