Aunque todavía estemos en primavera, no cabe duda que, esperamos al verano con los brazos y la ventanas abiertas….. La idea, es traernos a casa, objetos relacionados con el mar, la playa, la arena, etc para conseguir ambientes únicos y que tomen el carácter de la estación que se acerca.

Puedes empezar a experimentar con pequeños detalles en el baño o en áreas infantiles.

Los  colores frescos, inspirados en el mar y una gran variedad de complementos que puedes utilizar te ayudarán a conseguir el objetivo.

El blanco y el azul son colores fundamentales que puedes combinar con otras tonalidades como amarillo, rojo o beige, aunque sea en pequeñas proporciones de color.

Los objetos que  te harán sentir la calma del mar, como son : barcos, conchas, redes, nudos marineros, estrellas de mar, peces, anclas, timones, faros, etc

Haz uso de lo que encuentres en la playa: arena, conchas, piedras, caracoles de mar o lo que desees.