En paredes, tapizados y accesorios, las plantas son el motivo “estrella” en la decoración de interiores

La naturaleza sigue ganando terreno en la decoración de interiores. Por ejemplo, los estampados con motivos botánicos siguen siendo “apuestas fuertes” para esta temporada de otoño, tanto en textiles como en mobiliario y accesorios, entre otros.

Según los decoradores de interiores, los estampados con motivos vegetales han ido adquiriendo importancia en los espacios, por lo que muchas personas optan por este estilo.

En la decoración de otoño los colores más predominantes son los relacionados con esta estación del año. Por lo general, se utilizan mucho los colores marrones, mostazas, verdes, amarillentos, rojizos, naranjas y cremas, así como los dorados, platas o bronces que cada día cobran fuerza.

Por ejemplo, una de las gamas cromáticas más típicas en otoño es el color marrón. Más oscura o más clara, esta tonalidad es muy característica de esta época del año. En definitiva, el marrón en la decoración ayuda a conseguir ambientes relajados, hogareños y acogedores.

Asimismo, dos tonos de la gama de los naranjas también tienen cabida en esta temporada; por un lado el denominado tono apricot o albaricoque, y por otro el clásico melocotón. Ambos, ideales para combinar en ambientes rústicos y naturales, dando lugar a espacios muy confortables que transmiten calma y sosiego.