Lo más aconsejable para que este espacio de la casa no pase de moda nunca y se adapte fácilmente a las últimas tendencias es decidirse por estilos estándar, hay que optar por lo neutro.

Lo mejor es buscar un look que soporte el paso del tiempo. Para ello sólo debes guiarte por esta serie de consejos para todos los gustos que harán más sencilla esta tarea.

 

Desde el blanco, pasando por el gris, hasta el negro, son colores que puedes usar en tu cocina sin preocuparte demasiado de que pierdan vigencia.El blanco ofrece luminosidad y amplitud, aunque tiene en su contra su susceptibilidad. Para espacios amplios es recomendable los tonos más oscuros en las cocinas porque son más confortables y dan un toque elegante y acogedor. 

Los mosaicos otorgan un aire con personalidad y puedes escoger los que estén más acorde con tu estilo porque existe una gran variedad de diseños. Es posible usar la baldosa tanto en el suelo como en las paredes. 

De acuerdo a tu gusto y al espacio del que dispones, puedes optar por una cocina cerrada o abierta.

Para dar un toque bohemio y contemporáneo a la vez, se aconseja incluir madera y mezclar muebles vintage con modernos. 

Un pequeño detalle que puede dar un poco de vida a una cocina un poco monótona y monocromática es añadir un toque de color. Está muy de actualidad usar el color turquesa, el verde brillante o el orquídea radiante.