Si hablamos de logros pacíficos y hablamos de mujeres, aquí os van cuatro ejemplos a seguir.

Malala Yousafzai.

Quién no conoce a Malala, la persona más joven en obtener el Nobel de la Paz. Desde muy joven escribió y denunció a través de diferentes blogs la situación que los talibanes habían instaurado en su pais  natal, Pakistan. Con 20 años sufrió un atentado por parte de éstos, al que sobrevivió.

Leymah Gbowee.

Hace 10 años, Liberia, vivía una guerra civil devastadora. Las violaciones eran moneda de cambio habitual. Un grupo de unas dos mil mujeres, lideradas por Leymah, crearon un movimiento de resistencia y tras años de lucha pacífica, consiguieron que el Ministro del País abandonase su cargo, liberando al pueblo de su yugo totalitario.

Amira Hass.

Galardonada con el premio de la Unesco a la Libertad de Prensa, esta periodista israelí, escribe crónicas sobre los campos de refugiados de Palestina y trata sin tapujos sobre las injusticias en cuanto a la falta de alimentos y muchas veces de humanidad.

Nurit Peled-Elhanan.

Esta madre israelí, perdió a su hija en un atentado perpretado por 3 palestinos que se inmolaron. Desde ese momento decidió volverse activista por la paz. Creó un foro de familias para luchar contra estos tipos de violencia, desde el respeto y la convivencia. Trabaja activamente con los refugiados palestinos para mitigar y evitar estos comportamientos.