Reciclando botellas

Dentro de las tendencias de decoración que más en boga están en los últimos tiempos es, re-utilizar botellas. Con ello, además de contribuir a cuidar del medio ambiente, utilizamos un recurso barato y al alcance de todos. ¿Quién no tiene por casa alguna botella, para reciclar?

Además de los propios objetos, las botellas, se utilizan complementos, cómo pueden ser papeles pegados, cuerdas, telas, pinturas, etc.

Desde poner unas flores hasta hacer un collage con diferentes tipos, modelos y formas de botellas.

También podemos “rellenarlas” con líquidos de colores, bolas de gel, corchos, legumbres, piedras de río, arena de distintas playas o desiertos que hayan podido ser destino de nuestros viajes, las posibilidades son infinitas.

 

Se suelen poner en grupos de 3, bien si queremos que estén encima de un estante, un centro de mesa u otra combinación que se nos pueda ocurrir.

Tenemos que tener en cuenta que, antes de utilizarlas, debemos de hacer un proceso previo de lavado y secado, haciendo especial hincapié en el hecho de que van a ser utilizadas para decoración. También a los tamaños, pues según el destino, existen de muchos tipos.