La tecnología se ha convertido en un elemento imprescindible en nuestros hogares. No solo mejora el día a día con su innovación, sino que aporta también un diseño sofisticado y un alto valor estético a las estancias.

El televisor es un producto que no falta en casi ningún hogar.  abanderado de la unión entre diseño y tecnología,  que ha cumplido su 25 aniversario.  ha creado un espacio exclusivo en el que los protagonistas fueron los televisores QLED TV y The Frame, con los que nace un nuevo concepto de su uso más allá del entretenimiento: ser una pieza artística de decoración.

El televisor QLED TV arroja luz y color a un salón repleto de mobiliario de sinuosas y elegantes formas. Gracias a la tecnología Quantum Dot es capaz de reproducir el 100% del volumen de color sin importar el nivel de brillo de la estancia, además de contar con una avanzada funcionalidad HDR 1500 que permite percibir cada detalle con total claridad, tanto en imágenes más luminosas como en las más oscuras. Todo ello hace que ver la televisión se convierta en un auténtico espectáculo para la vista.

El nuevo televisor de diseño The Frame tiene el poder de trasladar a cualquier persona al ambiente de una moderna pinacoteca. Desarrollado en colaboración con el prestigioso diseñador suizo Yves Béhar, The Frame permite disfrutar de una completa galería de arte o crear una colección propia con fotos personales. Un increíble televisor 4K encendido, una obra de arte apagado. El resultado es un nuevo concepto de televisor, “Lifestyle TV”, que da lugar a una estancia en la que reina el brillo, el movimiento y el color, aportando un sorprendente impacto visual.