Utilizando acuarios como elementos decorativos

¿Quien no ha tenido un pez? Para los que lo hemos tenido y vivido, seguro que ha sido una experiencia única el poder verlo mientras nadaba por su pecera que, en muchos casos sería pequeñita y no siempre de cristal.

Buscando nuevas tendencias en decoración hoy, os traemos una, que no siempre lo ha sido. Hay personas que, en sus casas, tienen acuarios pues porque les gustan los peces y en algunos casos por temas de dar un ambiente determinado a una estancia, cómo puede ser el salón o la habitación de los peques. Pero, si os dijéramos que los acuarios están tomando especial protagonismo en los nuevos hogares ocupando espacios como pueden ser, la cocina, el baño, o en vez de ser estructuras de superficie, que se encuentren empotrados en las paredes.

Los nuevos diseños en casas, permiten configurar los espacios de forma muy personalizada, además de existir varias configuraciones de origen o de tipos de viviendas que nos pueden facilitar y mucho el llevar a cabo nuestros proyectos con acuarios.

Incluso se empiezan a utilizar materiales u objetos que no siempre han formado parte de la construcción de acuarios, cómo puede ser el caso de contenerlos dentro de muebles u otros aparatos o electrodomésticos reciclados. En la variedad está el gusto y en el tema que nos ocupa, hay unos cuantos cientos de especies para elegir entre peces de agua dulce y los de agua salada. Seguro que entre unos y otros hallamos el ideal para nuestra casa.